En el Vaticano rezan contra la pedofilia

Valora este artículo
(0 votos)

El Papa citó a los obispos después de conocer los informes de su enviado a Chile. Investiga los presuntos encubrimientos de miembros del clero de los abusos sexuales contra menores consumados por el sacerdote Karadima.

El papa Francisco se reunió ayer por primera vez en el Vaticano con los 34 obispos chilenos para encarar los escándalos sobre abusos sexuales contra menores consumados por el sacerdote Fernando Karadima y los presuntos encubrimientos de miembros del clero, entre otros del obispo Juan Barros.

Según informó la oficina de prensa de la Santa Sede, la reunión con los  obispos se realizó en la antesala del Aula Pablo VI a las 4 de la tarde. Francisco les entregó a cada uno textos para meditar acerca del tema por el que fueron convocados, ya que “desde este momento y hasta la próxima reunión, se abre un tiempo dedicado exclusivamente a meditar y orar”, el Vaticano señaló en un escueto comunicado sobre el encuentro, que se prolongó por poco más de una hora. Las reuniones de Francisco con los obispos seguirán la tarde de hoy y concluirán mañana con dos encuentros más, confirmó la nota de la Santa Sede.

Antes de ingresar a la cita, el obispo de la diócesis de Rancagua, en el sur de Chile, Alejandro Goic, señaló a los periodistas que, como todos sus colegas, venía a escuchar al Papa “con profunda humildad”.

“Estoy seguro de que lo que nos va a decir nos va a ayudar mucho, y en segundo lugar con mucha esperanza en la certeza de que vamos a empezar un tiempo nuevo”, agregó el prelado.

El objetivo de la reunión “es discernir la responsabilidad de todos y cada uno en esas heridas devastadoras, así como el estudio de los cambios adecuados y duraderos que impidan la repetición de actos siempre reprobables”, había adelantado el pasado sábado un comunicado de prensa del Vaticano.

Francisco citó a los obispos después de conocer los informes del arzobispo de Malta, Charles Scicluna, a quien envió a Chile en febrero pasado para que investigara la presunta complicidad del obispo Juan Barros y de otros miembros de la Iglesia sobre los abusos sexuales cometidos por Fernando Karadima.

Cerca de 70 personas prestaron testimonio ante el prelado maltés, entre otros el médico James Hamilton, el periodista Juan Carlos Cruz y el filósofo José Andrés Murillo, tres de las víctimas de Karadima, que hace casi dos semanas fueron recibidos por el pontífice.

Los denunciantes acusan al obispo Barros de haber presenciado y de haber encubierto los abusos de Karadima, quien fue sancionado en 2011 por la Santa Sede a un retiro de por vida de sus funciones por delitos ocurridos entre 1980 y 1995, según estableció la Justicia chilena, que no pudo aplicarle ningún castigo pues los hechos ya habían prescrito.

El caso Barros opacó la visita que realizó el pontífice argentino a Chile en enero pasado, ya que el obispo lo acompañó en todas las misas que ofició en el país. A pesar de las acusaciones en contra del prelado, Francisco hizo en esa oportunidad una cerrada defensa: “Son todas calumnias”, señaló.

En su carta firmada el 8 de abril, Francisco convocó a los obispos de Chile a una reunión en Roma para tratar el informe elaborado por Mons. Charles Scicluna, luego de escuchar los testimonios que acusan a Mons. Barros, Obispo de Osorno, de haber encubierto los abusos sexuales cometidos por el sacerdote Fernando Karadima. En la misiva el Papa admitió que cometió “graves equivocaciones de valoración especialmente por falta de información veraz y equilibrada”, y pidió “perdón a todos aquellos a los que ofendí”. En total son 34 los obispos de Chile que se encuentran en Roma para reunirse con el Papa. De éstos, 31 están activos y tres son eméritos.

Visto 106 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.