chuquis
chuquis

Crece la preocupación por la situación financiera en las universidades

Valora este artículo
(1 Voto)

El vicerrector de la UNLaR, José Gaspanello, se reunió con autoridades del Consejo Interuniversitario Nacional y de Presupuesto Universitario nacional, con quienes evaluó el estado financiero del sector. “Es realmente una situación muy complicada y grave para todas las universidades”, expresó; al tiempo que explicó: “a nuestra universidad, en gasto de funcionamiento, le están debiendo aproximadamente 45 millones de pesos; y al sistema universitario, cerca de 4 mil millones”.

 

El vicerrector de la Universidad Nacional de La Rioja, José Gaspanello, participó de la reunión en el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), que se llevó a cabo el pasado martes, con la Comisión de Asuntos Económicos y con el presidente nacional de Presupuesto Universitario, German Lovrencic. En la oportunidad, representantes de las universidades públicas del país manifestaron su preocupación por la alarmante situación económica que las atraviesa actualmente.

Al respecto, el Vicerrector, en diálogo con radio UNLaR 90.9, expresó su inquietud ante la crítica situación que atraviesa el sistema universitario. “Hace mucho tiempo no percibía esta sensación. Es realmente una situación muy complicada y grave para todas las universidades, la mayoría (de los referentes académicos) expresó que a partir del segundo cuatrimestre va a ser muy complejo el funcionamiento de las mismas”.

Asimismo, Gaspanello, comentó que lo meses de agosto y septiembre son claves y decisivos para determinar el progreso o retroceso del funcionamiento de cada universidad. “No se avisó qué va a pasar en los meses posteriores a las vacaciones de invierno. Si no llegan por lo menos dos o tres meses juntos de los gastos de funcionamiento, nos vamos a ver afectados en gran medida. A esto, se le complementa la tremenda devaluación de más del 60 %, que genera una licuación de lo que se tenía previsto gastar, ya sea gastos de combustibles, viaje de docentes y estudiantes, servicios en general”. Seguidamente, agregó: “en agosto y septiembre vamos a estar llegando a una situación límite, en donde vamos a tener que rever; seguramente haremos la prestación en el Consejo Superior para poderlo resolver internamente, con los decanos y miembros del Consejo”.

Por otro lado, recordó la situación similar que vivió la UNLaR hace dos años atrás con los incrementos en el gasto de energía eléctrica: “cuando fue el golpe de la suba de energía, de Nación aportaron un refuerzo presupuestario de 500 millones de pesos para todas las universidades; gracias a eso, pudimos soportar este impacto, pero hoy se está planteando que no habrá ningún tipo de modificación presupuestaria en ninguna área. Razón por la que vamos a tener que comenzar a elegir, diagramar y pensar cómo vamos a funcionar del mes de agosto en adelante, tomando medidas que afecten lo menos posible a los estudiantes, que es lo que importa”.  

Por último, el Vicerrector hizo referencia a la paralización de las obras, como otras de las consecuencias que genera la incertidumbre presupuestaria, sin posibilidad alguna de darle pronta continuación. De igual modo, manifestó que, a esta altura del año, el presupuesto pretendido por las universidades para el año 2019, ya solía estar definido, pero nada de eso ha sucedido, debido a que todavía no se pueden poner al día con el presupuesto del año 2018. 

Visto 91 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.