Docentes universitarios van al paro desde el 2º cuatrimestre

Valora este artículo
(1 Voto)

Las dos federaciones que nuclean a sindicatos de docentes universitarios (CONADU y CONADU Histórica), se manifestaron a favor de un plan de lucha en reclamo de mejoras salariales, por lo que definieron no iniciar las clases en el segundo cuatrimestre. A partir de agosto, habrá paro y movilizaciones. Adhieren SIDIUNLAR y ARDU.

El panorama es cada vez más sombrío en las instituciones de educación superior que dependen del Estado nacional. Al reclamo por falta de fondos para gastos de funcionamiento asignados en el presupuesto, planteo que vienen llevando a cabo las autoridades universitarias, se suma la resolución de ambas federaciones de docentes e investigadores, donde se encuentran comprendidos también los sindicatos riojanos del sector, de no iniciar las clases del segundo cuatrimestre en los días programados.

“El Gobierno no tiene voluntad para discutir una propuesta salarial distinta al 15 por ciento de aumento que nos hicieron en marzo”, explicó el titular de la CONADU, Carlos De Feo, quien a la vez advirtió que “el ajuste presupuestario va a significar que en algún momento se produzcan pérdidas de fuentes de trabajo en las universidades”.

De Feo expuso que en las universidades nacionales “hay un malestar muy grande, que quedó claro con el plebiscito y que nos da más fuerza para sostener el plan de lucha. No existe la idea de que la universidad sea una isla, porque el nivel de ajuste que está imponiendo hoy el FMI hace que todo el aparato del Estado tenga que reducirse”, explicó.

En el Congreso Extraordinario de esta federación quedó establecido que “luego de cuatro días de consulta en facultades y sedes de las universidades públicas, dejaron como resultado que más del 85 por ciento de la comunidad docente apoya la decisión de no retomar las clases” a partir del próximo 6 de agosto. Además, se convocará a una movilización universitaria conjunta en defensa de la Universidad Pública y contra el ajuste  con fecha a definir, y el 10 de agosto se evaluará la medida de fuerza en un plenario de secretarios y secretarias generales.

Las exigencias del sector gremial consisten en un aumento salarial del 25 por ciento, una cláusula gatillo de actualización por inflación, regularización de docentes contratados y ad honorem, fondos de capacitación docente, plena vigencia del Convenio Colectivo de Trabajo y un mayor presupuesto para la universidad, la ciencia y la tecnología, entre otras demandas.

La decisión de no inicio del segundo cuatrimestre  con cese total de actividades fue compartida por la CONADU Histórica, para cuyos representantes, encabezados por el secretario general Luis Tiscornia, “expresa el hartazgo y bronca de la docencia universitaria y preuniversitaria que desde noviembre tenemos congelado nuestro salario, que como ‘propina’ se nos ha dado un adelanto del 5 por ciento, y que desde hace 60 días el Gobierno nacional y los rectores no convocan a la comisión paritaria del sector”.

A nivel local, en la Universidad Nacional la mayoría de los docentes se encuentran afiliados al Sindicato de Docentes e Investigadores de la UNLaR (SIDIUNLAR), que integra la CONADU, mientras que otros se adhieren a la Asociación Riojana de Docentes Universitarios (ARDU), que es parte de la CONADU Histórica. El paro también repercutirá en la Universidad Nacional de Chilecito (UNDeC) y la Facultad Regional de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).

Visto 71 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.