Existen 4.000 baches repartidos por las calles de la Ciudad

Valora este artículo
(1 Voto)

Si algo caracteriza a la ciudad de La Rioja en su actividad cotidiana es la compleja problemática vial que la aqueja. Uno de los aspectos más notables es el relacionado con la plaga de baches que se extiende a diversos sectores y con el mal estado en el que se encuentran las calles de tierra, que abundan en los barrios periféricos y también en los no tanto.

Por aquí y por allá, los baches están en todas partes por la ciudad Capital. La lluvia los desnuda y profundiza; en tanto la arena o los “parches”, como leve solución provisoria, los tapan de vez en cuando, pero su presencia termina por imponerse.

El problema es de larga data y obedece a múltiples factores, no sólo a los daños provocados por fenómenos meteorológicos y a la escasa inversión en el mantenimiento de las calles asfaltadas, con zonas con muchísimos años sin haber sido repasadas o que no cuentan con suficientes obras de desagüe, sino también a la calidad de los trabajos realizados sobre terrenos inestables y a la falta de planificación con respecto a las roturas ocasionadas por instalaciones sanitarias, de gas y otras, siempre después de que el asfalto fue colocado.

La municipalidad capitalina enfrenta uno de los principales desafíos en la responsabilidad de poner las calles en óptimas condiciones de ser transitadas y encontrar para ello soluciones sustentables, que no requieran constantes reparaciones, con la demanda de inversión y horas de trabajo que ello representa.

 

“Planificar antes de asfaltar”

En este contexto, el secretario de Servicios Públicos, Mauricio Morán, dio a conocer algunos aspectos del relevamiento que se viene efectuado sobre los problemas viales de la ciudad, con el objetivo de iniciar el próximo lunes 13 de enero un operativo de mantenimiento que se califica como una emergencia.

Morán informó que en el relevamiento previo se detectaron más de 4.000 baches, de los cuales 1.500 corresponden a arterias del macro centro y 2.500 al resto de la ciudad. El funcionario detalló, además, que el operativo comenzará por la zona céntrica para extenderse luego hacia la periferia, con prioridad para las avenidas.

Por otra parte, Morán destacó la colaboración de la empresa provincial Aguas Riojanas SAPEM en la problemática, a la vez que subrayó la necesidad de “planificar antes de asfaltar”.  Sostuvo que al iniciarse este tipo de obras ya deberían estar resueltas todas las conexiones de agua y cloacas de los lotes. Otra pauta a adoptar es que una vez efectuado el trabajo sobre una conexión, “automáticamente debe quedar reparado, en 24 ó 48 horas” el sitio afectado.

Finalmente, el funcionario informó que se asignó una cuadrilla específica para el mantenimiento y limpieza de las bocas de tormentas de la ciudad, para prevenir la inundación de calles y anunció que, a la vez, se emprenderán trabajos relacionados con la recuperación de las calles de tierra, especialmente en la zona Sur de la ciudad.

 

 

Fuente: El Independiente 

Visto 34 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.