Julio De Vido, el ministro más poderoso de los Kirchner, quedó detenido y será indagado

Valora este artículo
(1 Voto)

Diputados aprobó su desafuero y se aceleró su detención. El juez Rodríguez lo indagará.

Fue una escena de película. Una vez finalizada la votación en la Cámara de Diputados avalando el desafuero de Julio De Vido, efectivos de la Gendarmería Nacional ingresaron al edificio de Avenida del Libertador 2277 para notificar al diputado kirchnerista de su situación. Sin embargo, no estaba claro si se encontraba en su casa. Y no era así, de hecho: poco después de las 15, el ex funcionario más poderoso de los Kirchner apareció en Comodoro Py para entregarse ante el juez Luis Rodríguez.

El acto de detención se produjo en el cuarto piso, en el despacho del magistrado y después de las 16.30 comenzó a ser indagado en la causa donde se lo acusa de malversación de fondos por $ 26.000 millones vinculados a la mina de carbón de Río Turbio.

Julio De Vido, el ministro más poderoso de los Kirchner, quedó detenido y será indagado

Efectivos de Gendarmeria Nacional se dirigen al domicilio de Julio De Vido en la Av Libertador al 2200.Foto. Maxi Failla

Para hacer efectiva la detención, el magistrado debió recibir el documento oficial del desafuero. En la puerta de la casa de De Vido, había decenas de personas que insultaban y querían verlo salir esposado, una imagen que el ex funcionario de los Kirchner finalmente pudo esquivar.

Mirá también

Julio De Vido, emblema de la corrupción K

Ya antes de las 15, el cuarto piso de los Tribunales de Comodoro Py, donde está la oficina de Rodríguez, estaba cerrado, con seguridad judicial y efectivos de Gendarmería, por lo que se esperaba que el arribo del ex ministro fuera inminente. Sus abogados también se encontraban allí.

Ingresó al edificio, por la calle Letonia, en un auto Fluence color azul junto a su abogado Maximiliano Rusconi. De traje gris, sin ocultar el malestar por la situación se dirigió al cuarto. Allí, el juez Rodríguez realizó el acto formal de su detención. Fue un hecho: Julio De Vido quedó preso por la justicia federal.

Julio De Vido, el ministro más poderoso de los Kirchner, quedó detenido y será indagado

Julio De Vido quedó detenido.

Según confirmaron fuentes judiciales a Clarín, su indagatoria comenzó después de las 16.30 en el marco de la causa en la que Rodríguez pidió su desafuero y detención el 16 de octubre.

En esta causa donde sólo se encuentra imputado, se denunció una malversación de fondos por $ 26.000 millones que debían dirigirse a la modernización y puesta en valor de Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT). El perjuicio al Estado se estimó en 265 millones de pesos.

El ex ministro tiene ordenada la prisión preventiva en la causa en la que fue procesado por el juez Claudio Bonadio, por “defraudación a la administración pública y administración fraudulenta" por la compra de buques con gas natural licuado. El desembolso del Estado fue de 15,3 mil millones de dólares con un sobreprecio de más de 6.900 millones de dólares entre los años 2008 y 2015. El embargo trabado fue de $ 1.000 millones para cada uno.

Julio De Vido, el ministro más poderoso de los Kirchner, quedó detenido y será indagado

Comodoro Py, mientras se esperaba la llegada del ex ministro K. Foto: DyN

De su procesamiento, embargo y prisión preventivo en esta causa,De Vido se notificó personalmente en el despacho del magistrado apenas llegó al cuarto piso de Comodoro Py. Después se dirigió -unos metros más adelante-, a la oficina de Rodríguez.

Tras su indagatoria, De Vido se le harán los exámenes médicos propios del ingreso al Servicio Penitenciario Federal (SPF). Esto también incluye, el estudio socio-ambiental como el registro de huellas dactilares.

La discusión en el Gobierno, esta miércoles temprano, era a qué centro penitenciario federal derivarlo. Tal como contó Clarín, se decidió que pasara 48 horas en el Hospital Penitenciario de Ezeiza, ya que es insulino dependiente por su diabetes. Le harán un examen médico completo y allí se definirá si va al penal de Marcos Paz o si permanecerá en el de Ezeiza.

La detención de De Vido es un golpe simbólico e histórico al entramado de negocios con denuncias de corrupción del kirchnerismo. Y deja al descubierto la corrupción que cruzó durante 12 años al Ministerio de Planificación Federal: además de su jefe, ya se encuentran detenidos también su ex mano derecha, Roberto Baratta, y los ex secretarios Ricardo Jaime y José López.

 

Visto 59 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.